(1) Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.

(2) Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. (3) Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.

El Contraste entre la Esperanza y la Desesperación

¿De donde sale nuestra seguridad?

1 Juan 3:1-3

INTRO: En nuestro último mensaje consideramos la verdad y como los seductores quieren arrastrarnos de ella. Vimos que hay grandes peligros por los falsos profetas y falsos maestros que desean engañarnos con doctrinas ajenas y herejías que no conforman a la verdad de la Palabra de Dios. Con la “Unción de la Verdad” la cual Dios nos otorgó, tenemos la capacidad y el poder para resistir las influencias de los detractores de la fe, y podemos mantenernos firme en la verdad.

Hoy vamos a considerar la extensión del último mensaje, y vamos a ver de dónde sale nuestra seguridad en la verdad de Cristo, y la esperanza que resulta de la seguridad eterna que sirve para llevarnos adelante. Como hijos de Dios es la plena confianza que tenemos en El. Examinemos esta realidad.

I. Nuestra Seguridad tiene su Fundamento en el Amor del Padre – vs. 1

A. Mirad – Gr. Eido – estar consciente, considere, esté seguro, entienda
B. cual amor nos ha dado el Padre – potapos agape pater didomi hemin

  • Cual amor – sobremanera especial amor fuerte e intensa
  • Nos ha dado – haber traído con poder
II. Nuestra Seguridad Resulta por ser llamados Hijos de Dios – vs. 1

A. Obra del Padre – nos llamó – Gr. kaleo
B. Hijos de Dios – niños, hijitos
C. Relación amorosa –Cuanto amor nos tiene el padre…no es ogro

III. El Mundo no Conoce esta clase de Seguridad – vs. 1

A. El mundo no tiene capacidad de conocernos
B. No le conoce a El quien es el Padre Amoroso

IV. Siendo Hijos de Dios, no sabemos como vamos a ser Eternamente– vs. 2

A. ¿Qué significa ser hijo de Dios exactamente?

  • Viene con dignidad y honor exaltado
  • Tenemos el privilegio de relacionarnos con Dios mismo, el Creador
  • Disfrutamos la provisión y la protección del Padre

B. Cuando Cristo se manifieste, seremos como él

  • Seremos semejantes a él
  • Pero ahora, no sabemos exactamente como él es
  • Le veremos tal como él es – Apoc. 1:13-16
V. Los que tienen esta Esperanza se Purifican – vs. 3

A. Santiago 4:8 – Nunca podemos tener la esperanza del favor de Dios cuando preferimos mantenernos a una distancia de El; cuando nos acercamos a El, le hallamos deseoso de derramar sobre nosotros sus bendiciones que necesitamos
B. No podemos acercarnos a él cuando el corazón está lleno de impureza
C. Su perdón es amplio