Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo…Lucas 14:25-33

El Costo del Discipulado

Lucas 14:25-33

El verdadero discípulo es aquel que está dispuesto a pagar un precio por su Señor
Jesús dijo: no se puede ser un seguidor y aprendiz, sin tomar en cuenta que hay un costo por ello. Lucas 14:28

Todo en la vida tiene un costo, no solamente los viene que tenemos y poseemos, pero también lo que hacemos.

¿NOS INTERESA DE VERDAD SER VERDADEROS DISCÍPULOS?
¿Cuál ES EL COSTO DE SER DISCÍPULOS DE JESÚS?

Para ser discípulo de Jesús es importante calcular:

A. El costo de venir a él
  1. Lucas 14:25 – Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo:
  2. Lucas 14:26 – Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.
B. El costo de ir en pos de él
  1. Lucas 14:27 – Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.
C. El costo por mantenerse en él
  1. Lucas 14:34 – Buena es la sal; más si la sal se hiciere insípida, ¿con qué se sazonará?
  2. Lucas 14:35 – Ni para la tierra ni para el muladar es útil; la arrojan fuera. El que tiene oídos para oír, oiga.

¿PORQUÉ VALE LA PENA PAGAR UN PRECIO?

  1. El mundo necesita Salvación
  2. Por testimonio. Los hombres necesitan ver ejemplo de Jesús
  3. Para glorificar a Dios
    Juan 15:8 – En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

Conclusión:
Si pagamos por cosas que no valen la pena, porque no pagar por ser un verdadero discípulo de Cristo… no pongamos nuestro corazón en donde la polilla y el orín arruinan, sino hagamos tesoros donde no sucede nada esto.

“La satisfacción en nuestras vidas y el éxito en la iglesia no se encuentra en lo que nuestra cultura considera más importante, sino en una renuncia radical para seguir a Jesús” — David Platt.