9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.

El pueblo de Dios

Responsabilidades Aclaradas

1 Pedro 2:9-10

I. Linaje Escogido – vs. 9

A. Gr. genos eklektos – nación favorita, o nación elegida
B. Efesios 1:4
C. Si Dios nos ha escogido, tenemos la responsabilidad de cumplir su propósito en habernos escogido.

  • Cada uno de nosotros es importante en el propósito de Dios
  • Por esta razón Dios nos ha equipado con dones y habilidades – 1 Corintios 12; Romanos 12
II. Real Sacerdocio – vs. 9

A. Gr. basileios hierateuma – orden sacerdotal, fraternidad sacerdotal
B. No sacerdotes en el sentido de intermediarios entre hombres y Dios

  • No según el orden de Leví
  • Nuestra función es de ofrecer sacrificios espirituales por los hermanos (adoración y oraciones) – Hebreos 13:16
III. Gente Santa – vs. 9

A. Gr. ethnos hagios – raza, pueblo, nación; sagrada, pura, consagrada, irreprensible
B. Nuestro comportamiento debe reflejar la santidad de nuestro Señor
C. Somos representantes del Dios Santísimo, Creador del universo

IV. Pueblo adquirido por Dios – vs. 9

A. Gr. laos peripoiesis – particular, salva, comprada
B. Hemos sido comprado por la sangre de Jesucristo (precio sumamente alto) – 1 Corintios 6:20
C. Libres pero al mismo tiempo siervos

V. Responsabilidad de anunciar las Virtudes de Cristo – vs. 9

A. Virtudes Gr. arete – excelencia, alabanzas

  • Por una vida constante que refleja las bondades de Cristo
  • Declarar el hecho de que Él merece nuestro amor y devoción
VI. Transformados – vs. 10

A. Antes no éramos Pueblo de Dios; ahora sí somos Pueblo de Él
B. Antes no habíamos alcanzado misericordia, pero ahora sí

  • Misericordia Gr. eleeo – demostrar compasión en momento de necesidad – Salmo 136 para siempre es su misericordia