(20) pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas.

(21) Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; (22) y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.

La Conciencia

La Voz que nos Guia desde adentro

1 Juan 3:20-22
Mateo 21:28-31

INTRO: En nuestro último mensaje consideramos nuestro trato de los hermanos pobres, y como es nuestra responsabilidad, según nuestra habilidad y la gracia que Dios nos ha demostrado, ayudar a los necesitados, demostrando amor verdadero en verdad y hecho. No solamente hablamos de las grandes cosas que “vamos a hacer”, sino demostramos nuestro amor a Dios y a ellos con hechos y acciones de compasión.

Hoy vamos a ver si es en verdad que estamos cumpliendo esta responsabilidad con un corazón sincero y entregado, o si hacemos estas acciones de un corazón hipócrita y con reservaciones; no con un corazón totalmente entregado en manos del Señor. Veremos este pasaje corto. Pero antes de esto vamos a Mateo 21:28

I. La Consciencia es un “Termometro” de la Condición del Corazón – vs. 20

A. Tres niveles de consciencia – El hombre es tripartito

  • Espíritu – consciencia de Dios
  • Alma (Mente, Emociones y Voluntad)– consciencia de uno mismo
  • Cuerpo – consciencia del mundo físico

B. Habrá tiempos cuando el corazón le reprenderá

  • Falta de cortesía
  • Palabras bruscas y sin compasión
  • Cuando guarda rencores indebidos sin perdonarlos
  • Un corazón duro y cerrado en cuanto a repartir generosamente

C. Uno puede intentar a engañarse, pero en realidad no se puede

II. Dios le conoce mejor, de lo que usted mismo se conoce

A. Simplemente dicho, El conoce todas las cosas
B. No os engañéis; Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Gálatas 6:7

III. Si no hay Reprensión, uno tiene plena Confianza delante de Dios – vs. 21

A. Hechos 24: 16 – Pablo – Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres.

  • Andar con limpia consciencia produce el deseo de agradarle a Dios en todo
  • Le motiva a ver las necesidades de otros, y no solo las suyas personales

B. Le permite a uno vivir una vida positiva y útil

IV. Con esta Actitud uno anda sin Límites – vs. 22

A. Tiene el derecho de pedirle a Dios cualquier cosa
B. Dios es generoso a los de limpia consciencia
C. Dos requisitos

  • Ser hijo obediente, guardando los mandamientos de Dios
  • Hacer cosas agradables a Dios (Por fe) – Hebreos 11:6