Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de recomendación de vosotros?, 2 Corintios 3:1

Predicando el Evangelio Eficazmente

2 Corintios 3:1-3

REFLEXION

Definitivamente que el evangelio es el único medio para que los hombres sean salvos, y asegurados para vida eterna, donde no interviene voluntad humanos sino, que la sola gracia de Dios es suficiente para esa eterna salvación.

El apóstol Pablo fue llamado a ser ministro de ese nuevo pacto en el evangelio, el cual debía ser anunciado a los judíos y gentiles, pero habla quienes le estorbaron en su función y su ministerio, por lo que tuvo que defenderse en la segunda carta a los Corintios, en la cual hace ver que dicha iglesia era su carta de recomendación a aquello que necesitaban ver credenciales de su llamado; que no era como los otros apóstoles con pretensiones de ser habilidoso según su capacidad humana, sino que su competencia provenía de Dios; y que no iba a ser astuto ni cambiar la verdad, sino que predicaría la san doctrina tal como Dios lo había comisionado.

Esto nos debe llevar a mantenernos firme en la predicación del evangelio como iglesia, no importa cuán dura sea la oposición de los incrédulos, sino que debemos entender hoy más que nunca que aunque ellos no quieran leer la Palabra de Dios, nosotros somos la Biblia para ellos, la cual debe dar buen testimonio de Jesucristo y la Salvación por medio de El.

Le invito a ver y escuchar.
Dios le bendiciones.